EL GENIO DE ÚBEDA

Publicado en por KUBAN


Literalmente, caballero de  triste figura, Joaquín Sabina forma parte de ese grupo de artistas imprescindibles que vinieron a este mundo para hacerlo un poquito mejor.

Con un verso tan agudo como puntas de cuchillos, Sabina describe el mundo, lo dibuja, lo critica, lo condena, siente lástima, pero también le aplaude porque es felíz, estoy seguro, de estar vivo.

Exiliado político, tuvo que salir huyendo a Londres por haber colocado un coctel molotov en una sucursal de un banco en protesta por el Proceso de Burgos, en los últimos años del Franquismo. En esa ciudad tuvo el privilegio de cantar en presencia del exbeatle George Harrison y éste le dió de propina un billete de cinco libras esterlinas que, tengo entendido, aún conserva.

Si echamos un vistazo por su extenso repertorio, nos costaría mucho encontrar una canción favorita, al menos a mi me pasa, conocedor profundo de la lengua, poeta ejemplar, juega con las palabras, las hace metáforas, las desahace y te lleva a un climax poético que muy pocos logran. Me viene a la mente cuando dice en "19 días y 500 noches "yo quería quererla querer y ella no..." El uso aquí del verbo querer muestra su dominio del idioma al que pone a su servicio para decirnos lo que ya hemos escuchado mil veces, pero de una forma diferente y genial.

Sabina le canta al amor, un amor a veces trastocado por matices que lo envilecen, pero, amor al fin, él le dedica sus versos y nos los canta haciéndonos perdonar esas vilezas que, aunque nos empeñemos en negarlas, son parte de la vida, asi nos canta "Princesa", así nos dice en "Más de cien mentiras": Tenemos el sexo, el rock y las drogas, los pies en barrio y el grito en el cielo y ha sido criticado por eso, por hacer canciones que nos hablan del bajo mundo donde hasta los delicuentes se salvan como en "Pacto entre caballeros". Así tenemos tambien a "La Magdalena": La más señora de todas las putas, la más putas de todas las señoras.

También nos regala temas como la maravillosa "Contigo", dónde rompe con todos los cánones del matrimonio y clama por la posibilidad de un amor sin dogmas, libre, puro: Yo no quiero un amor civilizado, con recibos y escenas del sofá.

La primera canción que escuché de Sabina fue "´¿Quién me ha robado el mes de abril?" y desde entonces se quedó conmigo para siempre. A veces me he sentido tentado a ponerlo en primer lugar dentro de mis preferencias musicales cosa que no ha sucedido porque Silvio no lo ha permitido, pero bueno creo que eso es lo de menos.

Tras su primer disco, abandona el perfil prototípico del cantautor, ya que, según él mismo afirma, el uso de ese término le hace sentir como si le pusieran un ladrillo en la cabeza y "poeta" le parece "un traje que le queda demasiado ancho".

Yo no estoy de acuerdo con él, porque es un poeta en toda la extención de la palabra y creo que lo sabe, pero hasta los genios pueden ser falsamente modestos.

Con los años, el cigarro, el alcohol y la cocaína la voz le ha cambiado, se le ha puesto ronca, propia de los bares de Madrid y de todo el mundo, pero este cambio, según mi gusto, le ha favorecido porque así las canciones suenan con un tinte bohemio más aunténtico.

En el año 2000 nos dio un gran susto: sufrió un infarto cerebral que, afortunadamente, no tuvo secuelas, pero estuvo sin fumar ocho meses, según el mismo "los más largos de su vida" Despues de ese problema de salud, Sabina a continuado su camino y nos ha regalado trabajos como el disco "Dímelo en la calle" en 2002 y "Alivio de luto" en 2005 así como numerosas y exitosas giras.

Hay que escuchar a Sabina porque de él podemos esperar siempre lo mejor. A continuación les anoto un compendiode su trabajo discográfico y DVD.

Álbumes de estudio
  • Inventario (1978)
  • Malas compañías (1980)
  • Ruleta rusa (1984)
  • Juez y parte (1985), con Viceversa.
  • Hotel, dulce hotel (1987)
  • El hombre del traje gris (1988)
  • Mentiras piadosas (1990)
  • Física y Química (1992)
  • Esta boca es mía (1994)
  • Yo, mi, me, contigo (1996)
  • Enemigos íntimos (1998), con Fito Páez.
  • 19 días y 500 noches (1999)
  • Dímelo en la calle (2002)
  • Alivio de luto (2005)

 

Álbumes en directo

  • La Mandrágora (1981), con Alberto Pérez y Javier Krahe
  • Joaquín Sabina y Viceversa en directo (1986), con Viceversa y otros artistas invitados
  • Nos sobran los motivos (2000)
  • Dos pájaros de un tiro (2007), con Joan Manuel Serrat

 

Recopilatorios

  • Diario de un peatón (2003). Reedición de Dímelo en la calle con un CD extra de canciones inéditas.
  • Todos hablan de ti (2004)
  • Punto... y seguido (2006). Dos cajas de 9 CD cada una, que recogen su discografía; incluyendo un CD extra de rarezas y un DVD.

 

Homenajes

  • ...Entre todas las mujeres (2003). 13 temas de Sabina interpretados por mujeres: Chavela Vargas, Rosario Flores, Ana Belén, Soledad Giménez, Pasión Vega, Julieta Venegas, entre otras.

 

DVD

  • Joaquín Sabina y Viceversa en directo (1986)
  • En concierto desde el Teatro Gran Rex de Buenos Aires (2003)
  • Nos sobran los motivos (2004)

 

Libros

  • Memorias del exilio (1976). Libreto de canciones publicado en Londres durante su exilio en la editorial Nueva Voz.
  • De lo cantado y sus márgenes (1986). Poesías basadas en su disco Inventario.
  • El hombre del traje gris (1989). Partituras.
  • Perdonen la tristeza (2000). Junto a Javier Menéndez Flores.
  • Ciento volando de catorce (2001). Recopilación de sonetos.
  • Con buena letra (2002). Recopilación de letras.
  • Esta boca es mía (2005). Recopilación de versos satíricos publicados en el semanario Interviú.
  • Con buena letra 2 (2005). Recopilación de letras.
  • Sabina en carne viva. Yo también sé jugarme la boca (2006). Junto a Javier Menéndez Flores.
  • Esta boca sigue siendo mía (2007). Recopilación de versos satíricos publicados en el semanario Interviú.
  • A vuelta de correo (2007). Epistolario que recoge la correspondencia entre el cantautor y personalidades como el subcomandante Marcos o Fito Páez, entre otros.

Etiquetado en Cosas de este mundo

Comentar este post