SUSANA HARP

Publicado en por KUBAN

 


 

P o r   E r i k a   L e y v a . (Fragmento)

Empezaré hablándoles un poquito de la vida de Susana Harp.  Como ella misma comenta, nació en la ciudad de Oaxaca un 8 de abril.  Nacida de la unión entre una oaxaqueña y un libanés que arribó a nuestro Estado de Oaxaca a los 5 años de edad.   Hasta los 16 años, su vida transcurrió como la de cualquier otra joven av

ecindada dentro de una pequeña ciudad, sin tener conciencia de algo en especial.  A los pocos meses, tuvo la oportunidad de vivir su primer contacto con el ‘tequio’, lo que es igual a un trabajo comunitario, en un pequeño pueblo de la  Sierra Juárez llamado Santa María Yaviche.  Esta vivencia hizo que empezara a comprender la riqueza de su tierra,

de su gente y de su propia vida.   A través de este trabajo social, sostuvo contacto con el propio quehacer comunitario indígena y por ende con su música y sus tradiciones.    Pasado el tiempo, continuó con su formación en la Psicología hasta concluir su licenciatura.  

 

Cumplidos los 22 años de edad, decide radicar en la Ciudad de México, para continuar de una manera más formal con sus estudios de canto y hacer especialidades en Psicoterapia Gestalt y una maestría en Programación Neurolingüística.

Reza un dicho, que “Zapatero a tus zapatos”; y sí, efectivamente, Susana aplicó esto.  En 1996, tuvo la oportunidad de iniciar el proyecto que denominó ‘Xquenda’ y lo decide utilizar a favor del rescate de las tradiciones oaxaqueñas, a través de su canto, ya que según ella, lo considera como: “la memoria musical de los pueblos”.

Hablar de la vida profesional de Susana Harp implica hacer un recuento de muchas cosas.   No debemos pasar por alto, que ella es Licenciada en Psicología, que durante algún tiempo ejerció su propia profesión.  Al igual que le cautiva el canto, es apasionada de la filantropía; por eso decidió sumarse al proyecto y la misma esencia de Fomento Social Banamex, A.C.


Como artista, dentro de la música, Susana Harp ha podido desarrollar una serie de producciones discográficas.   Sus producciones han logrado convertirse en recopilaciones de valor histórico y de la riqueza de Oaxaca, a través de su música.   Su primera producción: ‘Xquenda’, dice Susana: “nace con el fin de difundir y recopilar la música de Oaxaca, sus compendios son canciones que van desde 1850 hasta 1997 y están escritas originalmente tanto en español como en zapoteco”.


Durante su primer producción presenta una propuesta actual y respetuosa a las raíces de cada una de las canciones oaxaqueñas.


Su segunda realización discográfica lleva el nombre de ‘Béele Crúu’ (Cruz del Cielo).  En esta nueva acción retoma el concepto de lo que fue su producción anterior, respetando en cada una de las piezas musicales que le conforman, los géneros de origen e instrumentos acústicos.  Incluye letras que son cantadas en español y zapoteco. 


Hay mucho de que hablar en torno a cada una de sus producciones musicales, cada canción, cada letra le significan algo... una experiencia; pero como se mencionó al principio, este artículo más que un desarrollo periodístico, pretende ser una carta en la que pudiésemos conocer un poco más, acerca de quién es Susana Harp.  

 

 

 

 

Etiquetado en Cosas de este mundo

Comentar este post